Se trata de Corazones y Fantasías

Hay corazones que alguna vez fueron tocados por la chispa de otro corazón ardiendo. Y se contagiaron.
Hay fantasías tan reales que nos gusta vivir en ellas de vez en cuando.

No se puede detener el tiempo

No se puede detener el tiempo

Kyle Thompson